Somatic Barcelona | Cinco maneras de ayudar a nuestros hijos y a nosotros mismos después de un evento traumático.
1182
single,single-post,postid-1182,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,boxed

Cinco maneras de ayudar a nuestros hijos y a nosotros mismos después de un evento traumático.

 
blogsomaticexperiencing Cinco maneras de ayudar a nuestros hijos despues de un evento traumático

Cinco maneras de ayudar a nuestros hijos y a nosotros mismos después de un evento traumático.

Artículo, Varios 09 jun 2017

Por Gretchen Schmelzer

La oscuridad no puede expulsar a la oscuridad, solamente la luz puede hacerlo.

El odio no puede expulsar al odio, sólo el amor puede hacer eso.

Martin Luther King Jr.

Hemos sido testigos de tantos disparos. Tantos refugiados que luchan. “¿Cómo puedo ayudar a mis hijos a entender la violencia?” “¿Cómo les ayudo a entender la lucha y el dolor?” “¿Cómo puedo protegerlos de las noticias?” ¿Qué puedo hacer para ayudarles a sentirse mejor?” ¿Qué puedo hacer yo para sentirme mejor?”

El traumatismo rompe. Esto es cierto independientemente del trauma. Destruye nuestro sentido de confianza. Destruye nuestro sentido de estabilidad. Destruye nuestro sentido de seguridad. Las respuestas fisiológicas al trauma establecen sistemas de alarma en nuestro cuerpo que nos hacen capaces de huir o congelarnos en el acto, que están diseñados para ayudarnos a sobrevivir. Pero el trauma apaga nuestra capacidad de incorporar una amplia variedad de información, y a menudo nos mantiene cerrados en el modo supervivencia y evitación, en lugar de permanecer activos y mirar hacia fuera.

Por desgracia, estos acontecimientos parecen ocurrir con más frecuencia por lo que parece importante que los padres y realmente, todos nosotros, entendamos el impacto de estos eventos traumáticos y la mejor manera de recuperar, sanan y fortalecer nuestra capacidad de  recuperación. ¿Qué puede hacer como padre para ayudar a sus hijos y usted mismo durante estos acontecimientos estresantes?

Primera: apagar la televisión. No reforzar la experiencia traumática en el nivel emocional o neurológico. Nuestros sistemas visuales estan altamente conectados a nuestro amygdala – el centro del miedo del cerebro. La observación constante de imágenes traumáticas ayuda a fortalecer una vía neural para un evento aterrador. Noticias 24 horas y el evento ya ocurrió. Ni usted ni especialmente los niños necesitan ver los eventos traumáticos una y otra vez. Un ángulo de cámara diferente puede ayudar el FBI a capturar al agresor pero lo único que conseguirá es otra experiencia de miedo y desamparo. Para usted, como adulto se estará activando su sistema de respuesta de estrés cada vez que lo mira, y esto no le ayudará crear un ambiente relajante para sus hijos o cualquier persona a tu alrededor. La televisión es problemática para los niños por diversas razones. Porque son más dependientes de la imaginación y la fantasía no pueden entender que lo que aparece son repetición de secuencias, pueden creer que sigue sucediendo.

Segundo: El trauma rompe nuestra experiencia de seguridad porque todos buscamos cierta tranquilidad y que nuestros seres queridos están bien y queremos creer que esto nunca nos va a pasar a nosotros. Mientras que usted no puede prometerles que nunca nada malo les ocurrirá a ellos o a usted, usted puede tranquilizarlos y asegurarles que hará todo lo que esté en su poder para protegerlos a todos. Puede decirles que hay gente mala en el mundo que hace daño a las personas, pero que la mayoría de la gente en el mundo no es así. Puedes hablar de todas las personas que ayudaron a la gente que estaba herida: los policías, las enfermeras, los médicos, los hombres y mujeres de los cuerpos de seguridad del Estado, el FBI y la Guardia Nacional. Puedes hablar de cómo rápidamente se ayudó a la gente. Ayudar a los niños a ver que en situaciones malas hay personas que pueden ayudar.

Tercero: El trauma destruye nuestro sentimiento de confianza y estabilidad. El antídoto para esto es atender a tus rutinas. Desayuno, almuerzo, cena. Baño, libros, ir a dormir. Rutina constante ayudar a todas las personas, no sólo los niños, se sienten más sólidos y seguros. Si el trauma es sobre ser sorprendido con la guardia baja y empuja hacia lo incognoscible, lo familiar y las rutinas de la crianza nos ayudan a sentir más contenidos y seguros. Puede ser tentador dejar que se relajen las rutinas. No lo permita si puede evitarlo. Agárrese a la rutina. Déjelos llorar. Abráceles más fuerte. Y las rutinas se aplican a nosotros como adultos también, ir a trabajar, asistir a sus reuniones, mantenerse al día con las rutinas y rituales de su vida.

cincomanerasdeayudar a uestros hijos depsues de un trauma somatic experiencing

Cuarto: El sello del trauma es la impotencia. En el momento del trauma estamos impotentes para protegernos a nosotros mismos y a otros. Esta experiencia de impotencia es a menudo el síntoma más importante. Uno de los mayores antídotos al trauma y la experiencia de desamparo es ayudar. Se activo. Intenta comunicarte. Especialmente para los niños puede ser muy sanador poder hacer algo para ayudar. Sé que la mayoría de la gente piensa, “¿Qué pueden hacer los niños?” Pero pueden hacer mucho. En respuesta al acontecimiento traumático pueden dibujar o pintar cuadros para las víctimas y los puede enviar a los hospitales cerca de la tragedia, o para los enfermeros, doctores y terapeutas físicos o consejeros que van a trabajar con las víctimas o para los bomberos o policías. O para los otros estudiantes y profesores en la escuela. No hay un maestro o un policía en el mundo que no se conmueve por una tarjeta de gracias, pintada por un niño. Ayuda a su hijo a sentirse mejor y refuerza a los ayudantes en su pasión por lo que hacen.

¿O, podría ver su mundo y pensar en las personas que necesitan ayuda más cerca de casa? ¿Quien puede necesitar un dibujo, o galletas o una canción? ¿Con qué familiar no han conectado desde hace tiempo?

LO que me trae a mi quinto y último punto que puede ayudarnos a todos. Fiel a las palabras de Martin Luther King Jr., sólo la luz y el amor pueden expulsar la oscuridad y el odio. Esta semana hemos experimentado esta oscuridad otra vez, y una vez más tenemos que trabajar juntos para traer la luz. Vamos a resolver cada día para que sea un poco más ligero y un poco más lleno de amor: sonreir más, dejar que el otro pase frente a ti en el tráfico, pagar el peaje o café de alguien, ofrecer a levantarse y dejar que alguien que parece cansado se siente, traer la cena a un amigo o vecino en necesidad, llamar a su pastor o ministro y preguntarle si hay alguien a quien podría dar un poco más de apoyo esta semana, plantar algunas flores más. Como Guía Scout siempre nos enseñaron a dejar un lugar más limpio que lo encontramos, y quizás ahora más que nunca necesitamos este corolario, dejar un lugar ‘más ligera’ o ‘más cariñoso’ que lo encontramos. Hablar unos con otros. Comunicarte.

© 2015 Gretchen L. Schmelzer, PhD